LA GRAN CITA DE LA GASTRONOMÍA ALICANTINA (Capitulo 1, atrapados entre las brumas… ¿de la ineptitud?)

manos
Así de rimbombante y pretencioso es (fue) el lema de… algo que parecía pretender, que no ser, una muestra de la alta gastronomía de Alicante en su versión mas extensa, de sus productos y sus profesionales. Y que acabo quedándose en quedada informal o mejor en cita, a secas.
El desanimo generalizado y a la desidia que vivimos en la “gran” cita… grande no solo debería circunscribirse al tamaño físico del espacio donde se desarrolla un evento, que si, es grande. No inmenso, pero si grande, algo que si se usara el sentido común, permitiría un ambiente hasta recoleto y algo mas coqueto que el que presenciamos. Sin necesidad de grandes dispendios ni alharacas, pero cuidando los contenidos, al menos igual que al continente. Grande, también debería (al menos eso creo yo) expresar, un intento de buscar la excelencia, de asumir un reto de ser útil a los usuarios de cualquier evento. Sin estrechez de miras.
Dio una sensación de mucha miseria (IFA), intentando pagar, rascándonos la calderilla de nuestros bolsillos, una “fiesta” que para nada nos dio la impresión de estar pensada para nosotr@s concursantes, visitantes o expositores.
Lo que podía ¿Debía? haber sido una fiesta, al tiempo que punto de encuentro y de contacto entre los actores y actrices del arte culinario de estas tierras (para nuestro placer cada día son mas y mejores) y del mundo gastronómico, profesionales y consumidores, servicios hosteleros de maquinaria y materiales, servicios de catering y restaurantes, de acercamiento al gran publico de nuesr@s grandes chef, que l@s hay, con clases magistrales o demostraciones de sus técnicas, muestras y degustaciones de productos y servicios… Tristemente se asemejaba demasiado, a un patético top manta revuelto en batiburrillo. Dando una imagen (por suerte con algunas excepciones) en la que casi nadie parecía relajado con lo que se traía entre manos.
Son momentos difíciles para todos, lo se, lo sabemos tod@s, basta con conocer que mas de seis millones de nuestros compatriotas esta por debajo del umbral de la pobreza.
Pero eso no es excusa para organizar algo mediocre y carente de sentido. Demostración, por enésima vez, de la desidia con la que se tratan todos los temas profesionales por parte de las administraciones actuales y pasadas.
Abundando, además, en una especie de desprecio por lo hogaño y cercano. Que merecería ser erradicada o al menos suavizada por la organización de IFA.
Por ejemplo, alguien, que se presento a un concurso, de los organizados por IFA, de cocina popular o tradicional, monto en cólera y se indigno, creo que con razón, porque además de ponerlo todo, trabajo, desplazamiento, materias primas y tiempo… hasta la vajilla hubo que poner, les hicieron pagar el parking y la entrada, no solo a las persona que le acompañaban, también a la que concursaba, con el patético argumento de no haberle cobrado por presentarse y ante la posibilidad de que pudiera no presentarse en el ultimo momento. Si toda esa conversación hubiese quedado ahí, ya habría estado mal la respuesta dada por esa responsable de IFA… pero aun lo llevo más lejos. Al parecer el día anterior hubo otro de esos “concursos” y el concursante, al parecer hijo de esta persona indignada, no pago entrada alguna y la respuesta de tan ínclita señora… fue “Eso que usted me esta contando, me indigna y molesta a la institución y voy a ver que paso ayer, aquí paga todo el mundo…” como argumento esgrimió que se nos había comunicado por E-mail, a lo que yo le presente copia del mío y le explique que todo lo que estaba diciendo era un despropósito, ya que nosotros habíamos comprado entradas para nuestros acompañantes, que fue lo que nos explicaron en las taquillas y muy airada se fue a “echarles una parrafada…” a l@s taquiller@s… Por supuesto fueron a pagar mi entrada, ya habíamos pagado el parking y dos entradas, no sin antes hacerle saber que no estaba nada de acuerdo con que no viniera en ninguna publicidad esas patéticas e injustas condiciones y que nos enteráramos, una vez ya, en el recinto ferial. Todo me hace pensar que, o bien quien organiza estos concursos no tiene ni idea de cómo hacer unas bases o bien adolece de una cuestionable voluntad de servicio y pretendía engañar a un@s cuant@s para que pagándolo de su bolsillo, le rellenasen una horita y media de programación… gratis total. Lastima que para IFA la cocina de la abuela (todo apunta a que vuelve con mucha fuerza una tendencia gastronómica recuperadora del espíritu de la cocina tradicional) solo sea un recurso tan “despreciable”… eso es lo que yo sentí… un gran desprecio por el trabajo de muchas personas que nos presentamos a “sus concursos populares”… Lastima, porque la ganadora del concurso, se marco un caldo con pelotas de antología, de esos que nos devuelven a través del ensueño a la mesa de nuestras abuelas en nuestra infancia el día de Navidad…

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Revuelto de pensamientos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s