Pastas de Te de Avena, jengibre y pasas


Ya se acercan las fiestas del solsticio de invierno y he comenzado a hornear las pastas de mis recuerdos y otras que he encontrado en mi camino.
Hoy galletitas de avena, eso si, mi interpretación libre de la receta que conozco.
Comparte con otros dulces la base grasa. Mantequilla, margarina, manteca de cerdo o aceite de girasol, son las que yo uso de normal y de alguna manera, poco a poco, las voy intercambiando de receta en receta con buenos resultados. En el blog podréis encontrar una receta de nevaditos véganos, los originales se amasan con manteca de cerdo y los míos los he elaborado con aceite de girasol, la única diferencia ostensible esta en el color que toman una vez horneados, algo menos blancos, pero el sabor no cambia tanto.
Ahora ando elaborando una lista de ingredientes para elaborar el resto de pastas y dulces y he descubierto que mi maltrecha economía va a dejar fuera alguno de ellos como el turrón blando o los pasteles de boniato.
Aun así espero poner unas bandejas bien bonitas y apetitosas para regalar a mis amistades.
Vamos con la receta

Ingredientes

150 gr. Harina de avena integral
200 gr. Harina blanca de trigo de fuerza
50 gr. Copos de avena integral
100 gr. Azúcar moreno
200 gr. Azúcar blanco
Un pellizco Sal marina
4 cucharadas soperas Canela molida
100 gr. Mantequilla o margarina
100 gr. Aceite de girasol
1 Huevo o nada (para véganos)
1 Sobre de gaseosa
50 gr. Pasas de corinto
30 gr. Jengibre dulce (también se puede rallar fresco)
50 gr. Almendras crudas
50 gr. Avellanas tostadas

Elaboración

Encendemos el horno y lo calentamos a temperatura 180º centígrados. Preparamos unas bandejas de horno con papel de hornear, sobre el que pondremos a cocer nuestras galletas. Ponemos la mantequilla a punto de pomada y el aceite en un cuenco y batimos.
En un bol grande, donde podamos amasarlo todo, ponemos las harinas, el sobre de gaseosa, la sal, el azúcar blanco y moreno y lo conjuntamos en seco con la varilla, hasta que este todo bien mezclado. Reservamos, en el robot picamos las almendras, los copos de avena, las pasas, las avellanas y el jengibre hasta que quede a nuestro gusto. Añadimos al bol y removemos hasta que se conjunte en seco. Añadimos la grasa y amasamos hasta obtener una masa dura pero algo oleosa, hacemos bolitas y llenamos las bandejas, teniendo en cuenta, dejar una separación entre ellas. Y a disfrutar.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en La cocina Hermetica, Revuelto de pensamientos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s