Faláfel Express

Oriente medio, el subcontinente Indio y prácticamente toda Asia del sur, cocinan y comen este, tan sencillo como riquísimo plato, aunque se piensa que su origen esta en India. Hoy podemos comerlo en por todos los rincones del planeta, llevado por los movimientos migratorios que lo han distribuido a lo largo y ancho de nuestro mundo.
Aunque hace muchos años que conocía y cocinaba este plato oriental, no ha sido hasta hoy 06/04/2013 que mientras cocinaba unos pocos para la comida de medio día, he visto/cocinado mentalmente unos cuantos platos tradicionales o de creación, con esta base. Llamo base al Faláfel como posible y futuro reestructurador de algunos de mis platos.
Conforme los vaya probando, los iré subiendo al blog.
Esta receta ya la he variado, por necesidad, al no tener todos los ingredientes frescos.

Ingredientes

½ kilo de Garbanzos en remojo (crudos)
2 cucharadas soperas de cilantro molido o fresco picado fino
1 rama de Apio tierna picadita
3 cucharadas soperas de perejil seco o fresco picado fino
3 dientes de ajo sin el brote del centro picado fino
1 cebolla pequeña o dos cebolletas de verdeo
1 cucharadita de café de curry
1 cucharadita de café de ñora molida
1 cucharadita de café de comino molido
½ cucharadita de pimienta blanca molida
Un pellizco de sal
Una pizca de nuez moscada molida

Ponemos los garbanzos a remojo el día anterior (no sirven los de conserva por que están cocidos). Podemos quitarles la piel uno por uno, eso dejara nuestro Faláfel más fino y ligero de digerir, queda a vuestro albedrío.
Una vez tenemos los garbanzos en disposición de uso, los ponemos en el robot y le añadimos todos los demás ingredientes. Molturamos hasta que tenga una consistencia parecida a la arena con pequeños trocitos. En una freidora o sartén honda con aceite bien caliente vamos haciendo bolas y las aplastamos un poco, hasta que adquieran la forma de una pastilla de un centímetro de grosor y las vamos poniendo en el aceite, doramos bien y reservamos encima de un papel para que escurran el exceso de aceite.
Yo he usado también dos cucharas para darles forma de croqueta y ha ido bien. Lo suyo es comerlas con salsa de yogurt.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Revuelto de pensamientos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s