Buñuelos de Arroz integral, alubias y bacalao

Ingredientes

Para la masa

40 gr. De Bacalao en salazón picado fino y sin desalarlo y sin espinas
100 gr. De Arroz integral
100 gr. De Alubias blancas cocidas
100 gr. De Harina de trigo
Un diente de ajo picado fino
Una cucharada sopera de aceite de oliva
Unas ramitas de Perejil fresco picado fino
25 gr. de Levadura prensada de panadería

Para la fritura

1 o 2 litros de aceite de girasol o de oliva (esto va a gustos y bolsillos)
La piel de un limón
Una sartén alta o una cazuela
Una espumadera de malla metálica
Unas pinzas largas
Un escurridor con papel de cocina para drenar el aceite sobrante

El arroz integral a no estar refinado es más resistente a la humedad y eso le hace necesitar más tiempo de cocción y por tanto algo más de liquido, es interesante ponerlo el día anterior a remojo o al menos con un par de horas de antelación. Como la textura que buscamos es la de buñuelo, sin tropezones o al menos que sean sutiles, nos permite que el arroz este un poco pasado de cocción, ahora lo explicare. En una sarte ponemos la cucharada de aceite, el ajo picado y el Bacalao y lo salteamos hasta dorar el ajo, reservamos. Ponemos en un bol, las alubias cocidas y el arroz tibios. En un vasito aparte disolvemos en un poco de agua tibia la levadura de pan, le añadimos una cucharada sopera de harina y mezclándola bien y reservamos. Con el robot o el brazo de batir molemos el arroz y las alubias bien (será la base de la masa). Añadimos a esta masa, el perejil picado y la levadura disuelta, removemos bien y vamos añadiendo harina hasta lograr que la masa oponga alguna resistencia, pero tiene que quedar fluido. Reservamos tapando el bol con un paño y lo dejamos fermentar hasta que doble su tamaño. Añadimos el salteado de Bacalao y removemos enérgicamente hasta quitar el gas a la masa. Pasamos a freír nuestra masa… calentamos el aceite y freímos un par de buñuelos que probaremos, por si hay que corregir de harina, sal o liquido. Una vez conseguida la textura que nos agrade, freiremos los buñuelos. A mi particularmente me gusta hacerlos agarrando con una mano de la masa y haciendo bolitas a pellizcos con la otra que voy depositando en el aceite caliente hasta que no caben mas. Removiéndolas dulcemente para que se doren por todos lados y sacándolos a escurrir con la espumadera.

Nota: un truco genial es buscarse un ayudante, uno los pone en la sartén y otro los va dorando y sacando del fuego.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Revuelto de pensamientos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s