Pudín de calabaza

La necesidad algunas veces se convierte en virtud. En este caso cocí calabaza para hacer buñuelos, no pude hacerlos por una urgencia y cuando por fin tuve tiempo, la Buñolera (Mi Madre) se borro. Así que ni corto ni perezoso rebusque en mi alacena y descubrí un bizcocho de antes del diluvio, mas seco que las pestañas de Tutankamon y tres huevos de gallinita ecológica de una finca que se llama el Teularet. Una naranja puso su piel y con un poco de azúcar se completo el círculo. Un pudín es un pudin, pero este ha quedado Cordón Bleu… a juzgar por la velocidad a la que desaparecieron los que he cocinado.

Ingredientes:

4 huevos de gallina grandes
400 grs. De bizcocho o bollería seca molido
La ralladura de un limón
4 cucharadas soperas de azúcar
1 Kg. De calabaza cocida

Calentar el horno a 170º. Mezclar todos los ingredientes muy bien en un bol. Untar con mantequilla y enharinar un molde, cocinar hasta que este cuajado y tenga una imagen algo tostada. Desmoldar cuando este frío y guardarlo en nevera.
Servir espolvoreado con canela y azúcar glasé por encima.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Revuelto de pensamientos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pudín de calabaza

  1. Monika dijo:

    ¡Lo probaremos seguro! Tiene toda la pinta de ser un plato delicioso. M&E

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s